El monumento más representativo y característico de la ciudad de Zamora
es su Catedral de San Salvador, de principios del s.XXII, declarada
Monumento Nacional en 1889 por Orden Real.
Su cimborrio y su cúpula escamada en piedra son un verdadero símbolo de la ciudad.
En la misma plaza se encuentra la conocida como “Casa del Cid”, en la que,
según la tradición, vivió el Cid Campeador durante su estancia en Zamora,
acogido por el gobernador de la ciudad, Arias Gonzalo.
Desde la plaza parten las entradas al Castillo y a los Jardines de la Catedral,
desde cuyos miradores se pueden ver el rio Duero y la ciudad a vista de pájaro.

Plaza de la Catedral
Uno de los fines de LittleOpera es el de
utilizar la ópera como vehículo para conocer
Zamora
y sus puntos históricos y
turísticos más importantes.
Por ese motivo los espectáculos se
desarrollan en escenarios de todo tipo,
moviendo al espectador por toda la ciudad.

Considerado Bien de Interés Cultural desde finales de
s. XX, el Teatro Principal de Zamora es uno de los
primeros “corrales de comedias” del s. XVII en España,
fue inaugurado el 6 de Enero de 1606 y se erigió sobre el
solar que antiguamente ocupaba el Convento de San Paula.
Se diferenciaba de los demás corrales de comedias de su época
en que estaba cubierto y por no tener un fin benéfico asistencial.
El Teatro que se conserva hasta el día de hoy,
ha sido fruto de constantes remodelaciones
(que no demoliciones), a pesar de las veces en las que se
consideró ruinoso. Se edificó siguiendo los modelos de los
Teatros de la Corte y en tamaño reducido. En 2006 se
conmemoró el IV centenario de su creación como
'Corral de comedias' con numerosos actos de
celebración, representaciones y estrenos.

Teatro Principal

El Teatro Elvira Fernandez, de la Junta de Castilla-León, es un auditorio con más
de 250 personas de aforo, recién remodelado, y con un amplio escenario,
muy adecuado para funciones familiares e infantiles por sus amplias zonas de acceso.

Teatro Elvira Fernández

Con un aforo de 450 personas, el patio del Seminario se ha convertido desde hace años en uno de los espacios más utilizados para eventos líricos, debido por una parte a su hermosa arquitectura,

y muy especialmente a su excelente acústica.

 

 

 

PATIO DEL SEMINARIO DE SAN ATILANO